Reseña de 'La música del silencio' de Patrick Rothfuss

Muchas son las voces que se han levantado furiosas con esta nueva historia de Patrick Rothfuss, quizá por la propaganda equivocada al pensar que es una continuación de las aventuras de Kvothe. Pero nada más lejos de la realidad, ya que es una historia paralela, situada en un tiempo indeterminado, que no tiene ni principio ni fin. Escribirla, y sobre todo publicarla, sabiendo el éxito arrollador que está teniendo la "Crónica del Asesino de Reyes", ha sido muy valiente por parte de Patrick, teniendo en cuenta la excesiva presión a la que se está viendo sometido por todos sus fans para finalizar la trilogía. Y precisamente por eso, debemos respetar el deseo del autor para dar rienda suelta a su creatividad con uno de los personajes más queridos por él, y que por supuesto se merecía este pequeño homenaje para entenderla mejor. 
'La música del silencio' es una historia caprichosa y escurridiza como su protagonista. La amarás o la odiarás, pero no te dejará indiferente. 

El propio Patrick pide disculpas por haberla escrito a quien se haya sentido engañado, e incluso la califica de "rara". Pero no es una historia rara, es Auri.
Si no sientes ningún cariño hacia este personaje, no te molestes en leerla, si buscas a Kvothe en ella, no la leas, si quieres acción, no la encontrarás, si quieres averiguar el origen de Auri, tampoco. 
Si por el contrario te encanta la personalidad de la protagonista, si amas la belleza de las palabras, si te enganchaste a su manera de describir los regalos que le hace a Kvothe, si te gusta esa mezcla de picardía y timidez que tiene, y, además, quieres saber lo que hace cuando no sale a la superficie, deberías empezar con este libro cuanto antes. Porque en 'La música del silencio' tendremos la oportunidad de vivir una semana en la Subrealidad de Auri. Siete días en los que, aunque Kvothe no es nombrado ni aparece en ningún momento, es el principal pensamiento en la mente de la niña. 

Son días en los que viviremos su búsqueda incesante por encontrar tres regalos especiales para él antes de su visita. Y durante esa búsqueda conoceremos el misterioso entorno en el que se mueve y, sobre todo, la maravillosa forma de verlo a través de sus ojos. 
Desde un punto de vista clínico, podríamos estar ante una persona que sufre de una obsesión compulsiva e incluso algo de autismo. Pero es nuestra encantadora Auri, y ella sólo pretende hacer las cosas correctamente. Vive al día y necesita muy poco para ser feliz, y a pesar de disponer de todo un mundo mágico a su alrededor, sólo coge lo que necesita, o lo cambia de lugar si el propio objeto se lo pide. Para ella es imprescindible ponerle nombre a todo lo que le rodea porque tienen vida propia y pueden sentirse molestos. Puede estar muerta de hambre y darse de bruces con una habitación llena de conservas y sólo coger un poco de nuez moscada porque es la única cosa que quería salir de esa habitación. 
Puede preparar jabón con sus excelentes dotes de alquimista (no olvidemos que ella estudió en la Universidad, aunque no sabemos por qué dejó de hacerlo) y no desistir hasta encontrar la mezcla perfecta de pureza que necesita... Y es que nuestra "pálida niña de luna" es muy coqueta y su aspecto debe estar en perfecta armonía con su entorno. También tendrá sus días malos, como todo el mundo, pero ella es más fuerte de lo que parece, y sabe resistirlos con entereza, mucho mejor que nosotros mismos. 

Y eso es lo que nos vamos a encontrar. Siete días en la vida de Auri, dentro de la Subrealidad donde todo cobra vida y existe por alguna razón. 
Y la principal razón de leerlo es porque todos querríamos ser Auri alguna vez, y ver la vida como la ve ella, para poder descubrir que hay música dentro del silencio.

Comentarios

Entradas populares

Novedades noviembre 1ª parte

Reseña de 'Por encima de la lluvia' de Víctor del Árbol

Feria del Libro otoñal en Madrid

Novedades octubre 1ª parte

Reseña de 'La chica que tocaba el cielo' de Luca Di Fulvio